¿Cómo saber si tienes deudas con la Seguridad Social?

¿Quieres saber si tienes deudas con la Seguridad Social? Con el certificado de estar al corriente con la Seguridad Social podrás saber si debes dinero.

Con tanto trámite burocrático es normal que se nos pueda pasar algún procedimiento o que no los sepamos todos. Cuando además se tiene una empresa propia o se es autónomo resulta todavía más angustioso no ser consciente de si se tiene alguna deuda con la Seguridad Social. Para eso existe un trámite concreto: la solicitud de un certificado que acredite eso mismo.

Este trámite lo puede solicitar cualquier tipo de trabajador (por cuenta propia o ajena) que lo necesite para realizar cualquier trámite o gestión. Normalmente se le pedirá, así que es mejor adelantarse a los acontecimientos y entender en qué consiste este documentos, para qué sirve y cómo puede obtenerse. En Saldados nos hemos puesto a investigar y hemos recopilado la información fundamental que vas a necesitar, ¡así que sigue leyendo!

¿En qué consiste este certificado?

Además de con Hacienda, los trabajadores españoles tenemos que saldar nuestras deudas y pagar religiosamente a la Seguridad Social, ya que es la encargada de administrar el dinero que servirá para todas las prestaciones sociales de las que después disfrutamos. El documento que confirma que pagamos estas cuotas sirve para reflejar que no hay deuda con la Seguridad Social. Si fuese al contrario y sí tuviésemos algo por pagar, podríamos hacerlo a través del procedimiento que determina la Ley de la Segunda Oportunidad.

Sin embargo, y como hemos comentado anteriormente, es posible que no sepas si de verdad tienes algún pago pendiente o no, por lo que un documento de este tipo proporciona la claridad (y la tranquilidad mental) que necesitas si no conoces al dedillo la situación de tus pagos en términos de cotizaciones y en relación a deudas de otro tipo de conceptos.

Te servirá además para obtener certificados específicos, necesarios para solicitar subvenciones y para participar en procedimientos de concesión de contratos del sector público, así como para casos de contratación y subastas, según explica la propia Seguridad Social. Es necesario mencionar que, una vez se obtiene, su validez es de solamente 6 meses (medio año). 

En cierto tipo de trámites es posible que incluso se demande un certificado más actualizado, es decir, más nuevo, por lo que es posible que, si el tuyo tiene 5 meses, necesites volver a realizar el procedimiento varias veces de forma continua. Todo dependerá de tus actividades empresariales.

¿Quién puede solicitarlo?

Cualquier persona física o jurídica, sin importar el tipo de trabajo que tengan, tiene el derecho de disponer del certificado cuando lo desee. Solamente es necesario tener asignado un número de afiliación a la Seguridad Social (NAF) o un número de cuenta de cotización (CCC) si hablamos de una empresa.

Debemos recordar que las empresas y las entidades legales necesitarán también un certificado digital para solicitarlo. Las personas físicas o trabajadores autónomos simplemente tendrán que usar su certificado digital o su identificación electrónica cl@ve de la Agencia Tributaria.

Tipos de certificado de deuda de la Seguridad Social

Ahora que ya entendemos qué es este documentos y para qué sirve, es momento de comentar los tipos de certificados que existen para conocer la deuda de la SS:

  • Certificado para ayudas y subvenciones. Para pedir cualquier tipo de subvención primero necesitamos estar al día con los pagos y contar con este certificado para acreditarlo.
  • Certificado para contratos en el sector público. Para acceder a una posición que implique un contrato dentro del ámbito público, es requisito indispensable estar libre de deudas con la Seguridad Social. Por tanto, este certificado también es imprescindible.
  • Certificado para contratas y subcontratas. Cualquier empresa que busque un contrato público deberá contar con este documento, reglamentado en el artículo 42 del Estatuto de los Trabajadores.

¿Es lo mismo que…?

Antes de continuar y explicar cómo obtenerlo, queremos hacer una pequeña pausa y solucionar algunas dudas que suelen surgir cuando hablamos de este tipo de documento: ¿es lo mismo el certificado de estar al corriente con la Seguridad Social que el certificado de Situación de Cotización? En este caso no son lo mismo, ya que tienen 2 funciones distintas: el primero (el de la Seguridad Social) sirve para conocer cualquier dato o información sobre una deuda (si se tiene), pero no demuestra la solvencia de un trabajador autónomo o una organización, datos que sí recoge el certificado.

¿Cómo se solicita vía online?

La forma más simple y cómoda de obtener el certificado de estar al corriente con la Seguridad Social es la telemática, ya que solamente necesitas ciertos datos para poder obtener el documento cómodamente desde tu casa. Si es la forma que más te interesa, sigue estos pasos: lo primero que debemos hacer es ir a la sede electrónica de la web de la Seguridad Social habilitada para este trámite.

Para poder solicitarlo serán necesario primeramente disponer de un certificado digital, un DNI electrónico, una Cl@ve o realizar el trámite vía SMS si se tiene el número de teléfono móvil registrado en la base de datos de la Seguridad Social.

Otra posibilidad es pedir que el certificado se envíe al domicilio que se escoja. Para ello se tendrá que utilizar Import@ss, la nueva plataforma para trámites online de la Seguridad Social. La ventaja es que no se necesita seguir ninguno de los pasos que se acaban de comentar; simplemente habría que dirigirse al servicio ‘solicitud de informe de estar al corriente en las obligaciones de Seguridad Social’, y rellenar el formulario disponible.

Cómo obtener el certificado por teléfono

Si los trámites telemáticos no se te dan muy bien o al hacerlo algo ha dado error, siempre se puede seguir la vieja tradición de llamar por teléfono a la Seguridad Social. El número es el 91 541 02 91 o el 901 50 20 50 y su horario es solamente de mañanas (de 8:30 a 18:30) de lunes a viernes.

¿Se puede solicitar de forma presencial?

Si vives cerca de alguna sede o no te importa ir presencialmente, también puedes ir a recoger de forma personal el certificado. Eso sí, deberás pedir cita previa en la Seguridad Social a menos que tu situación se acoja a uno de estos 2 casos: que el trámite sea extremadamente urgente o que el solicitante esté incapacitado y no pueda continuar con el trámite por cuestiones de accesibilidad.

Aunque a estas alturas parezca ya algo obvio, es importante volver a recordar el propósito y la utilidad de este procedimiento: el documento en sí certifica oficialmente que la persona que lo ha solicitado no tiene ninguna deuda pendiente con la Seguridad social. Si existe algún pago/s pendiente con la Tesorería, será preciso resolverlo cuanto antes; el certificado detallará cada uno de ellos, ofreciendo una perspectiva clara de la situación financiera. 

Para asegurar su autenticidad, y también para que la persona que lo recibe pueda quedarse tranquila en ese sentido, el certificado siempre estará debidamente sellado y validado oficialmente. Si no es el caso cuando lo recibas de forma física deberás ponerte en contacto con la Seguridad Social y explicarles tu caso.

¿Deuda? Saldados

Este certificado puede ser de gran utilidad si eres empresario y buscas un desglose detallado de tus deudas, ya que resulta una excelente manera de obtener una visión completa de tu situación en relación a cualquier deuda.

Hablando de deudas: si estás leyendo este artículo es porque quizá sospeches que cuentas con alguna, grande o pequeña, que te está seguramente dando un buen dolor de cabeza. Si lo que necesitas es acabar con ella para poder comenzar desde 0 y no tener ningún tipo de estrés, en Saldados podemos ayudarte.

Con la ley en la mano ponemos a tu disposición a todo nuestro equipo para que estudien tu caso personalmente y juntos vayamos deshaciendo la maraña de burocracia y deudas para liberarte de ellas. La Ley de la Segunda Oportunidad puede ser tu salvavidas: esta ley recoge el derecho de particulares y autónomos de sanear su situación financiera de forma rápida, fácil y económica.

Y con ella es como vamos a ayudarte: cuando hayamos comprobado que cumples con los requisitos para acogerte a la ley, como deudor tendrás que elegir entre 2 opciones de acogida. En función de tu situación personal, patrimonial y de endeudamiento habrá que valorar qué opción es más interesante para cada caso: 

  • Exoneración con liquidación del patrimonio. El deudor pasa a estar completamente limpio de deudas renunciando a su patrimonio. En el caso de que este no tenga patrimonio susceptible de liquidar, las deudas quedarán igualmente exoneradas y podrá comenzar de cero.
  • Exoneración con plan de pagos. El deudor no tendrá la obligación de liquidar sus bienes y podrá plantear un plan de pagos acorde a sus ingresos sobre la deuda que no puede pagar, el cual será aprobado por un juez, atendiendo a la capacidad de pago real del deudor.

Como ves, la Ley de la segunda oportunidad es una ley fiable, verídica y efectiva dentro del marco legal español, pero si tienes alguna duda o cuestión en concreto, nuestro equipo de Saldados está listo para contestar a cualquier pregunta. Y te damos una garantía: si no conseguimos eliminar o reducir tu deuda, te devolvemos el dinero. ¿Qué tal suena?

Escrito por:

cronuts

VALIDA TUS DATOS Y NOS PONDREMOS EN CONTACTO CONTIGO

No te quedes con la duda, valida tus datos y en caso de que esté todo correcto proseguiremos con el proceso.