Pros y contras de la Ley de la Segunda Oportunidad

Es necesario entender los pros y contras de la ley de la segunda oportunidad (porque también tiene desventajas) para saber si es la opción que más te conviene dada tu situación y escoger desde el conocimiento.

Si nos seguís o sabéis qué es Saldados, seguramente también conocerás la ley de la segunda oportunidad, una opción completamente legal que permite saldar las deudas adquiridas para que puedas empezar de 0. Aunque pueda parecer que todo son ventajas porque te deshaces de una deuda que no te dejaba evolucionar, no es oro todo lo que reluce.

Es necesario entender los pros y contras de la ley de la segunda oportunidad (porque también tiene desventajas) para saber si es la opción que más te conviene dada tu situación y escoger desde el conocimiento. Aunque en Saldados podemos ayudarte con cualquier duda y aconsejarte la mejor forma de resolver tu problema, queremos compartir ya algunas ideas y puntos a tener en cuenta si estás en la posición de tener que tomar una decisión respecto a esta ley. Sin más dilación, ¡comencemos!

Lo primero: ¿qué es esta ley?

Antes de entrar en materia, refresquemos un poco el término en sí: la ley de la segunda oportunidad es un mecanismo legal y completamente válido que puede ayudar a una persona a cancelar hasta el 100% (dependerá del caso en sí) de las deudas que haya acumulado si se declara insolvente. 

Da, por tanto, la oportunidad de recuperarse de una situación compleja a particulares y autónomos para que puedan volver a comenzar sus negocios sin cargas financieras tras pasar por dificultades económicas. Esta herramienta nació con el nombre de Real Decreto Ley 1/2015 y se publicó en el BOE. Se ha convertido en un mecanismo para reducir cargas financieras que ha ido experimentado cambios a lo largo de los años, concretamente estos 2 puntos:

  • La Ley 25/2015 del 28 de julio (vigente desde el 30 de julio de 2015) amplía el alcance del mecanismo de la segunda oportunidad y añade medidas sociales.
  • La Ley Concursal, enmendada por la Ley 16/2022 del 5 de septiembre, reforma el texto de la Ley Concursal del 26 de septiembre de 2022 (entrará en vigencia en enero de 2023 a excepción de algunos casos particulares).

Esta ley está disponible para todas las personas físicas, desde particulares hasta trabajadores por cuenta ajena, desempleados, pensionistas, autónomos o empresarios. Eso sí: tienen que cumplir con unos requisitos establecidos. Tanto autónomos como trabajadores pueden acceder a sus beneficios, independientemente de su situación laboral. Es más: la persona que ha avalado a un familiar endeudado también podrá solicitarla si demuestra insolvencia y cumple con los requisitos estipulados por la Ley. Si quieres saber más sobre esta ley, puedes leer este artículo, donde se contestan las pregunta más comunes.

Pros y contras de la Ley de la Segunda Oportunidad

Como ya hemos adelantado, todo tiene una parte positiva y una parte negativa. Aunque a nosotros en realidad nos gusta más verlo como una forma de ayudarnos a tomar decisiones en base a las consecuencias que nos puede traer acogernos a esta ley. Por eso hemos hecho una lista de pros y contra lo más general posible para que puedas utilizarla y comprar puntos. Empecemos por la parte positiva:

Ventajas:

Las personas deudores se beneficiarán de esta ley porque:

Los intereses de las deudas no aumentan. Una vez iniciado el proceso de esta ley, los intereses de las deudas se detienen por completo, por lo que, independientemente del desenlace, la deuda dejará de crecer mientras dure el proceso.

Para aquellos con negocios, esta ventaja les permitirá continuar sus actividades sin el temor de que las deudas aumenten y la situación acabe siendo insostenible. 

Los embargos se paralizan. Los embargos sobre bienes se suspenderán desde el comienzo del procedimiento y hasta su completa resolución. Esto implica que no se ordenarán nuevos embargos sobre su patrimonio. Si, por ejemplo, un trabajador se enfrentaba a un embargo sobre el salario, podrá seguir recibiendo el mismo hasta que finalice cualquier procedimiento. Es importante tener en cuenta que esta suspensión de embargos no implica su eliminación definitiva, sino que solo se quedan en standby hasta la decisión judicial. Si se acepta, se levantarán todos los embargos existentes y se impedirá la imposición de nuevos.

Los pagos a acreedores se suspenden. Este cambio se produce en cuanto comienza a aplicarse la ley de la Segunda Oportunidad, por lo que los deudores con negocios saldrán especialmente beneficiados. Hay que tener en cuenta que les permitirá continuar temporalmente su negocio sin empeorar su situación financiera.

La persona dejará de ser morosa. En caso de que se cancele la deuda, la persona afectada podrá salir de casi cualquier fichero de morosos, como de ASNEF. Estar en estos listados implica dificultados a la hora de una posible financiación, si fuese necesaria. Antes la única forma de salir de estos listados era pagar las deudas por las que se figuraba, a menos que existiera un error en la inclusión.

Esta exoneración de deudas también permite eliminar los datos del deudor de la CIRBE, un informe de riesgos que detalla la información de los préstamos de una persona cuando el riesgo acumulado con un acreedor supera los 1.000€. Estos datos podrán influir en la decisión de un banco de dar un crédito o no.

No hay que perder la vivienda. Con la reforma de 2022 que hemos comentado arriba ya no es necesario liquidar el patrimonio para acogerse a esta herramienta legal, por lo que es posible conservar la vivienda si se opta a un plan de pagos para cancelar las deudas de forma parcial (el deudor es quien elige la solución).

No hay límite de deudas. La reforma del 2022 eliminó también el límite de 5 millones de euros para las deudas, permitiendo que cualquier deudor acceda a esta herramienta. Ahora se pueden cancelar hasta 10.000 € en deudas con Hacienda y otros 10.000 € con la Seguridad Social. Para el resto se dará la opción de pagar gradualmente mediante un plan acordado.

Se pueden cancelar deudas públicas. Otra mejora del año pasado es que ya no es obligatorio intentar llegar a un acuerdo extrajudicial con los acreedores. Es posible acudir directamente a la fase judicial, lo que reduce tiempo y costes y elimina la necesidad de acreditar requisitos ante notarías o cámaras de comercio.

Desventajas:

Por regla general acogerse a la ley de la Segunda Oportunidad tiene más pros que contras dados los beneficios que puedes obtener de ella, pero es necesario saber también que puede conllevar ciertas desventajas en la persona que la emplea y que, por supuesto, deberá tener en cuenta:

Múltiples acreedores. Una de las desventaja más problemáticas de esta herramienta es que obliga a tener varias deudas con distintos acreedores. No podrás acogerte a la ley de la Segunda Oportunidad si tienes una única deuda con un único acreedor, sin importar su magnitud. Recuerda que, dentro del marco de esta ley, se consideran acreedores a todas las personas o entidades con las que exista una deuda, incluso si están al día en los pagos.

Costes. Aunque no existe un umbral mínimo de deudas para acceder a su cancelación, generalmente iniciar este proceso no resultará ventajoso si estas son menores a 10.000€. Los gastos asociados al proceso serán desproporcionadamente más altos en relación con deudas pequeñas, por lo que es posible que no valga la pena en tu caso.

Posibilidad de que no se cancelen todas las deudas. Aunque la mayoría son cancelables, existen excepciones a este mecanismo legal. Las deudas de pensiones alimenticias o de responsabilidad extracontractual, por ejemplo, no se podrán cancelar, así como las deudas con la Seguridad Social y  con Hacienda que superen los 10.000 € (estas no se podrán eliminar directamente, sino a través de un plan de pagos).

Revocación. Si algún acreedor lo solicita, el caso podría ser revisado en los 3 años siguientes a que el deudor se acoja a esta ley. Si se demuestra mala fe por parte del deudor o si su situación financiera cambia significativamente (por una herencia o por una suma considerable de dinero), el procedimiento podría ser revocado.

Restricciones en el patrimonio. Es posible que se imponga una limitación temporal al deudor para disponer de su patrimonio sin autorización judicial, restringiendo casi cualquier acto patrimonial.

Incompatible con ciertos delitos e infracciones administrativas. Para acogerse a esta ley, por supuesto, el deudor no puede haber cometido determinados delitos o infracciones administrativas durante un período concreto y estipulado (que deriva del requisito de ser un deudor de buena fe).

Incompatible con el concurso culpable. Si el concurso ha sido declarado culpable, a menos que se deba al incumplimiento de solicitar oportunamente la declaración de concurso, la persona no podrá utilizar la ley. Esta tampoco será compatible con otras situaciones relacionadas con el concurso o con la forma de contraer deudas.

Posibilidad de liquidar el patrimonio. El deudor podrá, si así lo desea, liquidar completamente su patrimonio para cancelar todas las deudas. Si no, deberá seguir un plan de pagos durante 3 o 5 años para cancelar parcialmente las deudas.

Inclusión de datos en el Registro Público Concursal. Los datos del deudor, junto con la resolución del plan de pagos o del concurso, se registrarán en el Registro Público Concursal. Toda la información estará disponible para consulta pública y será cancelada un mes después de finalizados sus efectos.

Como hemos avanzado al comienzo, aunque queríamos mostrarte cómo te puede ayudar esta ley a resolver tus deudas, lo que realmente cuenta son los efectos que pueda causar en tu caso personal. Si con esta lista de pros y contras de la ley de la segunda oportunidad tampoco te acaba de quedar claro, siempre puedes ponerte en contacto con el equipo de Saldados y preguntar lo que necesites.

Nuestro procedimiento es el siguiente: lo primero que haremos será hablar contigo por el canal que prefieras (WhatsApp, teléfono o correo electrónico) para que nos pongas al día sobre tu caso. Nuestro equipo de abogados expertos en eliminar deudas estudiarán tu caso y recogerán la documentación necesaria para presentar tu expediente. ¡Y listo! Daremos por terminado el proceso cuando obtengas la Exoneración del Pasivo Insatisfecho (EPI) y la eliminación de la deuda. Si estás es una situación compleja de la que no sabes cómo salir, en Saldados podemos ayudarte.

Escrito por:

cronuts

VALIDA TUS DATOS Y NOS PONDREMOS EN CONTACTO CONTIGO

No te quedes con la duda, valida tus datos y en caso de que esté todo correcto proseguiremos con el proceso.